¡Lisboa, la ciudad que encanta!

Updated: Dec 29, 2020


Foto: nathsegato/Pixabay

Ciudad cosmopolita y capital de Portugal, la historia de Lisboa siempre ha estado ligada a su posición geográfica, que es estratégica en la relación entre la Península Ibérica y el Océano Atlántico.

Los cimientos del asentamiento se pierden en tiempos y leyendas, y hay varios hallazgos arqueológicos que prueban la presencia de los fenicios alrededor de 1200 años a.C., y rastros que datan del período Neolítico.

Estamos, por lo tanto, frente a una de las ciudades más antiguas del mundo, donde también pasaron celtas, griegos, romanos y moros.

Después de la ocupación romana, en la que Lisboa fue llamada "Olissipo", la ciudad fue invadida por los árabes, que la llamaron "Al-Ushbuna", permaneciendo como un importante punto de comercio, a saber, para el intercambio de mercancías con países como Marruecos, Túnez o Egipto.

En el siglo X, Lisboa era una de las ciudades más grandes de Europa, con unos 100 mil habitantes, incluso más grande que Londres o París.

Poco a poco, los moros fueron introduciendo su cultura, y para entonces nació Alfama, hoy el barrio más típico de la ciudad, y se construyeron las primeras fortalezas del Castillo de San Jorge, una de sus principales atracciones turísticas.