Évora, la ciudad museo



Évora es una verdadera ciudad museo y una pasión de Liscovery Tours. Rodeada de murallas, encontramos allí más de 20 siglos de historia, que le valen la clasificación de Patrimonio de la Humanidad.


Celtas, visigodos, romanos y musulmanes fueron algunos de los pueblos que dejaron su huella en esta ciudad, que también es la capital del Alentejo, la región con el clima más cálido de Portugal.


Visitar Évora es volver a los recuerdos de la ocupación romana, recorrer la herencia musulmana en sus laberínticas calles, admirar el patrimonio monumental de la época medieval y convivir con una riqueza cultural que se refleja en la gastronomía, en las tradiciones locales y en la simpatía de la población.


Évora está habitada desde el siglo II antes de Cristo. Durante la Edad Media, fue residencia real durante largos periodos de tiempo y ganó prestigio en el siglo XVI cuando fue elevada a ciudad eclesiástica.

A pesar de los importantes cambios urbanísticos que se han producido a lo largo de los siglos, Évora sigue siendo testigo de diferentes estilos estéticos. El paisaje urbano de su centro histórico está considerado por la UNESCO como un lugar único para comprender la influencia ejercida por la arquitectura portuguesa en Brasil, concretamente en lugares como el centro histórico de Salvador da Baía.